Realizado por el área de Salud IEIE

¿Las personas resilientes pueden ser emocionalmente inteligentes?

La respuesta es afirmativa. Pueden ser en tanto en cuanto inteligencia emocional y resiliencia son dos capacidades complementarias que poseemos o que podemos fortalecer las personas para afrontar con la mejor disposición las situaciones adversas, facilitando la oportunidad para un aprendizaje posterior.

¿Qué es la Resiliencia? y ¿Qué es la Inteligencia Emocional?

La resiliencia es la capacidad, la estrategia, o, el proceso dinámico, de afrontamiento y adaptación exitosa frente a situaciones adversas, amenazantes, perturbadoras o significativamente estresantes (Luthar, Cicchetti y Becker, 2000; Masten, 2001; APA, 2009). 

La inteligencia emocional es la capacidad, la habilidad, o, las destrezas, o, competencias que nos permiten percibir, identificar, aceptar, tolerar, digerir, etiquetar, entender, regular o modular y expresar los fenómenos emocionales de una misma o uno mismo y de las demás personas, conllevando un crecimiento o desarrollo personal a posteriori. 

Como puedes observar, ante situaciones amenazantes, de crisis o estresantes puedes optar por interpretarla como fuente de aprendizaje o no. Una situación estresante, amenazante o adversa suele generar emociones, sentimientos y estados de ánimo bastante desagradables, por tanto parece que la inteligencia emocional y la resiliencia son dos capacidades que pueden ayudarse la una a la otra. O dicho de otra manera, la inteligencia emocional es un conjunto de habilidades, capacidades o competencias que facilitarían el proceso de resiliencia a una persona que está pasando por una situación adversa, facilitando el aprendizaje emocional y de la situación.

¿Entonces, ya que no me queda claro, cómo ayuda la inteligencia emocional a la resiliencia? 

En los últimos años ha habido numerosos estudios que han mostrado que la resiliencia está relacionada con altos niveles de satisfacción con la vida (Cohn, Fredrickson, Brown, Mikels y Conway, 2009; Mak, Ng y Wong, 2011; Hu, Zhang y Wang, 2015) y con la inteligencia emocional (Schneider, Lyons y Khazon, 2013). 

Hay algunos autores (Piggeon, Rowe, Stapleton, Magyar y Lo, 2014) que interpretan esto, como que tanto la inteligencia emocional como la resiliencia pueden ser factores que contribuyan a manejar y mejorar los efectos negativos del estrés y a promover la adaptación que se asocia a un mayor bienestar.

Al hilo de ésto, el 28 de Abril el área de Salud del IEIE organizó el  webinar gratuito “ Del trauma a la resiliencia: Aprendiendo de una situación adversa” y nuestras expertas y expertos invitados nos aportaron su valiosa experiencia profesional, de la que extractamos algunos pasajes:

  • Mabel García Medina 

“Si sabemos que estamos en trauma, no nos hace más débiles saberlo, sino que vamos a poder hacer cosas con ese trauma y darnos la oportunidad de manejar ese trauma o esa ansiedad o tristeza. La calma es otra opción para afrontar este tipo de situaciones, bailar, cantar, achuchar a los seres queridos.. Si aún así no podemos calmarnos, acudamos a un profesional.”

  • Antoni Martínez

 “En cualquier historia de vida vamos a tener entre dos o tres situaciones más traumáticas de media. Vamos a vacunarnos contra esas situaciones adversas, ya sean traumáticas o estresantes. La resiliencia es la capacidad de las personas a sobreponerse a períodos de dolor emocional. En estos tiempos es imprescindible desarrollar la resiliencia individual para poder mantener el equilibrio. La resiliencia conlleva un compromiso con uno mismo para afrontar situaciones donde todo se mueve. Es imprescindible dotar de sentido a esa experiencia tan difícil para poder pensar en el después. Otro factor sería crear una visión realista y positiva de sí mismo. La creatividad sería otra característica para buscar alternativas y la autoestima como energía interna para sentirse bien y equilibrado. Estas características nos van a servir para afrontar este tipo de situaciones. Es muy importante crear una red de apoyo con las amistades y familiares, para que la red social salga fortalecida. Mirar las crisis como obstáculos superables. Descúbrete a ti mismo.”

  • Isabella Meneghel

 “ La resiliencia en las comunidades, en los equipos deportivos, en cualquier tipo de grupo. No es suficiente querer ser resiliente a nivel individual para que se dé resiliencia grupal. Tiene que haber un buen nivel de cohesión grupal, las personas tienen que sentirse cohesionadas entre ellas, tiene que haber confianza. Es muy importante que sientan que pueden confiar los unos en los otros. Y otro elemento muy importante es el apoyo social, todos los estudios nos dicen que tiene que haber apoyo social percibido y o real. En los colectivos con cada uno de estos elementos y cuando hay relaciones positivas en éstos, nos vamos a sentir un grupo, y eso va a generar la resiliencia grupal. Generar relaciones positivas de calidad, sanas y genuinas, nutrir esas relaciones, buscar relaciones de alta calidad, que aporten, fomentar la empatía y la autenticidad, aportar a la gente, es importante señalar la idea de compartir las cosas buenas que nos pasan. Aquellos grupos donde se comparten emociones positivas compartidas, facilitan y nos hacen más abiertos a buscar alternativas y a valorar todos aquellos recursos de los que disponemos para fomentar e incrementar la resiliencia.”

Aquí tienes algunas referencias bibliográficas y reflexiones sobre la resiliencia:

Como hemos visto anteriormente, tanto la manera de enfocar este tipo de situaciones como la importancia de aprender estrategias resilientes para afrontar situaciones amenazantes, estresantes o adversas para aquellas y aquellos profesionales de la salud o de aquellas y aquellos profesionales que se relacionan con otras personas en su día a día, será clave para afrontar el trabajo diario, y por tanto también su vida diaria, con garantías, como hemos podido señalar en otros artículos o entradas.  

Desde el Instituto Europeo de Innovación en Inteligencia Emocional apostamos por el entrenamiento y el aprendizaje de recursos, habilidades o competencias socio emocionales para facilitar la resiliencia o aquellas estrategias resilientes para manejar de una manera óptima las situaciones estresantes, mediante actividades como los IEIE – entrenamientos de la Salud en formato online de nuestra área de la salud.  

  ¿Te apuntas? Te esperamos

Las referencias utilizadas en este post han sido:

Limonero, J; Tomás-Sábado, J; Fernández-Castro, J; Gómez-Romero, M J; Ardilla-Herrero, A. (2012) Estrategias de afrontamiento resilientes y regulación emocional: predictores de satisfacción con la vida. Psicología Conductual Vol. 20 Nº1 2012, pp. 183-196.

Núñez Lozano, J.M. y Luzurraga Martín, J.M. (2017, Febrero). Relación entre resiliencia e inteligencia emocional. Implicaciones en el desarrollo de competencias socioemocionales. Campus Educación Revista Digital Docente, Nº3, p. 31-34. Disponible en: https://www.campuseducacion.com/revista-digital-docente/numeros/3/

Belykh, Anna. Resiliencia e inteligencia emocional: conceptos complementarios para empoderar al estudiante. Revista Latinoamericana de Estudios Educativos (México), vol. XLVIII, núm. 1, 2018, Enero-Junio, pp. 255-282. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=27057919014

Mérida-López, S., Extremera, N., Quintana-Orts, C. y Rey., L. (Avance Online). Sentir ilusión por el trabajo docente: inteligencia emocional y el papel del afrontamiento resiliente en un estudio con profesorado de secundaria. Revista de Psicología y Educación, 15(1), 2020, pp. 67-76. Disponible en: https://doi.org/10.23923/rpye2020.01.186

Mesa Castro, Nuria. (2019). Influencia de la inteligencia emocional percibida en la ansiedad y el estrés laboral de enfermería. Ene13(3), 13310. Epub 24 de febrero de 2020. Recuperado en 25 de junio de 2020, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1988-348X2019000300010&lng=es&tlng=es.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

https://www.facebook.com/IEIEmocional/

https://www.instagram.com/ieiemocional/

https://www.linkedin.com/company/ieiemocional/