Entrada realizada por Hugo Toribio, Inés Gómez y Núria Codony, miembros del área de Salud IEI+ie

Desde el inicio de la vacunación contra la Covid-19 son muchos los colectivos que han sido vacunados, prioritariamente los sanitarios y las personas de más edad,  muchos de esos profesionales y población general ya tienen las dos dosis. Ante esa situación se abre otra visión de cómo afrontar, quizás más por deseo que por objetividad, su trabajo y su vida sabiéndose vacunados completamente.

Hay dos conceptos fundamentales: la eficacia y la cobertura de las vacunas. Una vacuna protege a la población si produce una respuesta inmune suficiente frente a los antígenos. Para que la población quede protegida debe de vacunarse un número suficiente de personas para que se produzca la inmunidad  de rebaño, esto  dependerá del número de  población que haya sido vacunada y de la que haya pasado la infección de ello dependerá  la eficacia e inmunidad , así como la capacidad del virus para producirse. (Bartsch et al, 2020).

¿Sabiendo que te han puesto la vacuna cómo te sientes?

Hemos recogido distintas opiniones de cómo se siente una persona al estar vacunada, la muestra es  un número muy pequeño de población .

“Empezando a ver la luz”; 

“me siento más tranquila porque si cojo el COVID mi cuerpo está más preparado con la vacuna, y siento esa incertidumbre de si la vida será como antes o no, el tiempo lo irá diciendo”;

 “con una dosis bien, pero esperando que me pongan la segunda. Siento que esto se está empezando a controlar. A ver si es verdad”;

 “yo después de la vacuna me sentí muy bien, una sensación rara en el cuerpo, pero luego muy bien la verdad”;

 “más segura frente a un posible contagio”

“Nada en especial. Sigo mi vida con las mismas precauciones que antes de vacunarme”

“No noté nada extraordinario”

“Sin efectos secundarios”

“Me siento un poco más tranquila”

“Me siento bien, sin ningún síntoma adverso. Por otro lado, de alguna forma me siento intranquila por la segunda dosis, como la mayoría pensando en qué vacuna será. Deseando también que  el resto de la familia y mi entorno cercano les vacunen ya”;

Pasados los pequeños síntomas los días posteriores a la primera dosis de la vacuna, me siento más libre y seguro para elegir, desde la responsabilidad y tomando las medidas oportunas, con qué amistades quedo. Esperando a que me pongan la segunda dosis, a veces me asalta la preocupación por qué vacuna será, y con muchas ganas de viajar en verano o próximos meses, en función del volumen de trabajo que tenga y una vez que esté completamente vacunado. Veo con perspectiva positiva y esperanza los próximos meses”. 

Como se puede ver hay una ámplia variedad de ánimos con respecto a cómo se sienten después de vacunarse, como cabría esperarse, desde gente que reconoce que tiene una visión positiva de la situación y que tiene muchas ganas de viajar, tomando las medidas oportunas, cuando le hayan puesto la segunda dosis de la vacuna hasta gente que sólo se centra en aspectos como que no tiene efectos secundarios o que empieza a ver la luz. 

El Afrontamiento, tanto a nivel individual como grupal, a la pandemia y el sentimiento  de incertidumbre al no saber cuándo va a terminar, según podemos observar en las respuestas de las personas, se vislumbra una ligera esperanza depositada en la eficacia de las vacunas.

La incertidumbre que hemos sentido y seguimos sintiendo durante este tiempo de pandemia, está ocasionando en las personas trastornos a nivel mental tales como problemas de ansiedad, problemas de sueño, miedos, inseguridades, estrés…

A largo plazo existe una gran parte de la ciudadanía que acusa  este tipo de síntomas, haciendo difícil las actividades de la vida diaria.

La comunidad sanitaria sigue aportando el recordatorio de que la vuelta a la normalidad anterior a la pandemia, está lejos de conseguirse, por lo que, el cumplimiento de las medidas de protección, distanciamiento social, mascarillas, deberá de mantenerse durante un tiempo, hasta alcanzar la inmunidad necesaria. 

A pesar de todas estas indicaciones de la comunidad científica, la población general, tiene un sentimiento de libertad y relajación hacia las medidas de protección como si el riesgo de la pandemia hubiese terminado, como una sensación mágica de libertad al recibir la vacuna.

Todo esto nos hace afrontar la situación de una manera muy optimista, sintiéndonos menos vulnerables hacia la realidad existente.

TIPS DE PROTECCIÓN FRENTE AL VIRUS

-Recuerda que la distancia social de seguridad es muy importante

-El uso de mascarillas sigue siendo necesario para evitar la difusión del virus, incluso con la administración de la vacuna

-Restringe el número de personas con las que te reúnes. 

-Atentos a las normas de la comunidad sanitaria en la que nos advierten que sigue existiendo un riesgo de contagio en la población

-Si tienes oportunidad de viajar, hazlo con las medidas sanitarias de seguridad y protección, y en grupos pequeños, en la medida de lo posible. 

Todo ello es importante para mantener un equilibrio de seguridad y de protección con el disfrute y la socialización.  

Además desde el Instituto Europeo de Innovación en Inteligencia Emocional recomendamos también los siguientes tips:

TIPS DE CUIDADO PSICO – EMOCIONAL

-Hazte cargo de tus emociones: Ante situaciones complejas emocionalmente que se te presenten, como incertidumbre, soledad, ansiedad o miedo, busca un espacio en tu casa donde estar tranquila/o y saca un hueco de tiempo para dedicarte a atender, tolerar y manejar esas emociones incómodas que estás sintiendo. La información que saques de esto, te va a resultar fundamental para saber afrontar estas situaciones de manera más adaptativa. 

Toma conciencia del momento presente: Pon la atención en el ahora, en el momento presente, siendo consciente en cada momento de los estímulos de tu alrededor. Saborear cada comida del día que ingieres, tomar conciencia de la caminata que estás haciendo en determinado momento del día, practicar una meditación al principio o al final del día, te va a ayudar a afrontar tu día a día, sin actuar todo el día con el piloto automático puesto, vas a manejar mejor tus emociones diarias o sentimientos, y vas a facilitar que tus pensamientos automáticos, habitualmente negativos, no te influyan tanto. 

Haz actividades que te faciliten cuidarte a ti misma/o: Realiza actividades que supongan para ti relax y tranquilidad, ya sea un masaje, una ducha con agua caliente o cualquier otra actividad que te haga desconectar de los quehaceres cotidianos. Cuidarse a una misma o a uno mismo es primordial para mantener y aumentar tu salud y tu autoestima. 

Haz ejercicio físico y mantén un estilo de vida saludable: Mantén o vuelve a coger la rutina que tuviste en la época del confinamiento por la pandemia, generar una rutina y unos hábitos de vida saludable, te va a permitir sentirte mejor contigo mismo / misma y vas a afrontar el día a día con una actitud más positiva, y, probablemente, más optimista.  

-Cuida y respeta tus horarios de sueño y limita la exposición a noticias relacionadas con la pandemia: tu salud mental y psicológica te lo agradecerá. Limita la exposición a las noticias que te llegan por las redes sociales, la televisión u otros medios de información; crea la rutina de irte a dormir a la misma hora, y duerme entre 7 y 8 horas diarias. 

Mantén, aumenta y, o, genera unas relaciones saludables positivas: La red de apoyos que tengas te va a facilitar contar con personas que te van a escuchar y comprender ante las dificultades que puedas estar pasando por la pandemia. Cultiva esas relaciones íntimas que necesites; hay evidencias que las amistades y relaciones de intimidad positivas aumentan la esperanza de vida. Si ya las tenías antes de la pandemia, estupendo, enhorabuena, no las descuides;  si, por el contrario te toca establecer nuevas amistades donde la intimidad esté presente y te aportan cosas positivas a tu vida, genéralas y poténcialas ya que los beneficios los vas a notar a corto, a medio y a largo plazo.  

Desde el Instituto Europeo de Innovación en Inteligencia Emocional apostamos por dotar a aquellos profesionales que quieran aprender nuevos recursos, y quieran potenciar aquellos recursos y herramientas ya disponibles en su repertorio de respuestas y no utilizados, para que afronten con más garantías sus niveles de estrés, se aumente la  resiliencia, y puedan regularse de una mejor manera las emociones diarias. 

¡Todavía estás a tiempo, queremos contar contigo!  ¡Te esperamos! 

Apúntate en:  https://ie-inteligenciaemocional.com/entrena-tu-salud-ii-edicion/ 

Síguenos en nuestras redes sociales:

https://www.facebook.com/IEIEmocional

https://www.linkedin.com/company/ieiemocional/

https://twitter.com/IEIEmocional

https://www.instagram.com/eiiemocional/

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad